Menú Cerrar

Contabilidad de costos y sus 6 objetivos

¿Te gustaría tener una empresa exitosa? Muchos expertos concuerdan en que una administración eficiente de los costos es uno de los requisitos que debes de cumplir para lograrlo. Por lo cual, hoy me voy a centrar en explicarte lo mínimo que debes de conocer de los costos.

¿Qué es la contabilidad de costos?

“La contabilidad de costos es un sistema de información que clasifica, acumula, controla y asigna los costos para determinar los costos de actividades, procesos y productos y con ello facilitar la toma de decisiones, la planeación y el control administrativo” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.35).

Esquema de la contabilidad de costos

¿Por qué es importante en la toma de decisiones?

Bueno, lo que se hace es asignarle valores cuantitativos al conjunto de opciones que se tiene, de esta forma, vamos a contar con indicadores que nos indiquen sobre cuál es la opción más conveniente.

Por supuesto, desde el punto de vista de la obtención del máximo de utilidades para la empresa. De tal forma que te permite seleccionar la opción que te va a permitir ganar más.

Claro que se tienen que tomar más elementos para poder seleccionar la mejor opción, después de todo, la opción con el costo menor puede no ser la mejor opción en muchos aspectos.

Los 6 objetivos de la contabilidad de costos según Ramírez Padilla

  1. Generar informes para medir la utilidad, proporcionando el costo de ventas correcto.
  2. Valuar los inventarios.
  3. Proporcionar reportes para ayudar a ejercer el control administrativo.
  4. Ofrecer información para la toma de decisiones.
  5. Generar información para ayudar a la administración a fundamentar la estrategia competitiva.
  6. Ayudar a la administración en el proceso del mejoramiento continuo, eliminando las actividades o procesos que no generan valor

¿Qué son los costos? ≫ Definición

“Por costo se entiende la suma de erogaciones en que incurre una persona física o moral para la adquisición de un bien o de un servicio, con la intención de que genere ingresos en el futuro. Un costo puede tener distintas características en diferentes situaciones, según el producto que genere” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.36).

Costo – activo

“Existe cuando se incurre en un costo cuyo potencial de ingresos va más allá del potencial de un periodo, por ejemplo la adquisición de un edificio, maquinaria, etcétera” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.36).

Costo – gasto

“Es la porción de activo o el desembolso de efectivo que ha contribuido al esfuerzo productivo de un periodo, que comparado con los ingresos que generó da por resultado la utilidad realizada en éste. Por ejemplo, los sueldos correspondientes a ejecutivos de administración, o bien la depreciación del edificio de la empresa correspondiente a ese año” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.36).

Costo – pérdida

“Es la suma de erogaciones que se efectuó, pero que no generó los ingresos esperados, por lo que no existe un ingreso con el cual se puede comparar el sacrificio realizado. Por ejemplo, cuando se incendia un equipo de reparto que no estaba asegurado” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.37).

Clasificación de los costos

De acuerdo con la función en la que se incurre

Los costos se pueden clasificar acorde a las funciones empresariales para las que se han utilizado los recursos.

a) Costos de producción:

El costo de producción comprende todos los costos directos e indirectos incurridos en la producción de bienes y servicios, es decir, en el proceso de transformación de la materia prima en productos terminados.

Se subdividen en costos de materia prima, de mano de obra y gastos indirectos de fabricación.

  • Costos de materia prima: Como su nombre lo indica, son aquellos materiales, o elementos que al integrarse, se transforman en un producto final. Por ejemplo, la malta utilizada para producir cerveza, el tabaco para producir cigarros, etcétera.
  • Costos de mano de obra: “Es el costo que interviene directamente en la transformación del producto. Por ejemplo, el sueldo del mecánico, del soldador, etcétera” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.37).
  • Gastos indirectos de fabricación: “Son los costos que intervienen en la transformación de los productos, con excepción de la materia prima y la mano de obra directa. Por ejemplo, el sueldo del supervisor, mantenimiento, energéticos, depreciación, etcétera” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.37).

b) Costos de distribución o venta

Como su nombre lo indica, son los costos en que incurre una empresa para poder llevar el producto desde la empresa hasta el consumidor final. Por ejemplo, la publicidad, las comisiones de venta, el servicio del consumidor, etc.

c) Costos de administración:

Son los costos que conllevan las actividades de gestión de una organización, como la electricidad, el material de oficina, los sueldos, los gastos de teléfono, el alquiler, etc. También se conocen como gastos generales administrativos.

d) Costos de financiamiento:

“Son los que se originan por el uso de recursos ajenos, que permiten financiar el crecimiento y desarrollo de las empresas” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.37). En otras palabras, hacer uso de la deuda para poder invertir.

De acuerdo con su identificación con una actividad, departamento o producto:

a) Costos directos:

“Son los que se identifican plenamente con una actividad, departamento o producto” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.37).

En otras palabras, son costos que una empresa puede relacionar fácilmente con un “objeto de costo” específico. Un objeto de costo es algo a lo que se le asigna un costo, puede ser un producto, un departamento, un proyecto, un servicio, un cliente, etc.

Los costos directos pueden incluir software, equipos, materia prima y mano de obra directa.

b) Costo indirecto:

Es el que no se puede identificar con una actividad determinada. Por ejemplo, la depreciación de la maquinaria o el sueldo del director de producción respecto al producto. También podemos decir que son los que quedan después de calcular los costos directos.

De acuerdo con el tiempo en que fueron calculados:

a) Costos históricos:

“Son los que se produjeron en determinado periodo: los costos de los productos vendidos o los costos de los que se encuentran en proceso. Éstos son de gran ayuda para predecir el comportamiento de los costos predeterminados” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.38).

b) Costos predeterminados:

Son los que se estiman con base estadística y se utilizan para elaborar presupuestos. (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.39).

De acuerdo con su comportamiento

Que un costo pueda clasificarse como costo variable, fijo o semivariable, está en función de qué tanto reacciona ante un cambio en una determinada actividad.

a) Costos variables

Son aquellos que van a fluctuar en relación directa con una actividad o volumen dado. Por ejemplo, si la demanda de un producto sube, entonces, vas a requerir más materia prima para afrontar dicha demanda y producir acorde a ella. Así pues, entre más produzcas, más materia prima vas a necesitar.

Otro ejemplo sencillo es el de las comisiones de ventas, a más ventas, más comisiones.

b) Costos fijos

A diferencia de los costos variables que pueden aumentar o disminuir acorde al volumen de la producción, los costos fijos se mantienen estáticos independientemente de si aumenta o disminuye la producción.

Por ejemplo, no importa si vendes 10,000 o 0 productos al mes, tendrás que pagar la misma cantidad de renta. Entonces, son costos que permanecen constantes, al menos, dentro de un rango de tiempo.

c) Costos semivariables o mixtos

Son costos que tienen una parte fija y una parte variable. Para que lo entiendas mejor te voy a poner un ejemplo: Antes, cuando adquirías un plan de teléfono, pagabas una determinada cantidad de minutos al mes y si te pasabas de dicha cantidad, tenías que pagar extra esa cantidad.

¿Te acuerdas? Bueno, exactamente así funcionan los costos semivariables. Es por eso que digo que tienen una parte fija y otra variable.

De acuerdo con el tipo de sacrificio en que se ha incurrido

a) Costos desembolsables:

“Son aquellos que implicaron una salida de efectivo, lo cual permite que puedan registrarse en la información generada por la contabilidad” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.41).

Un ejemplo de un costo desembolsable es la nómina de la mano de obra actual. Además, cabe señalar que un costo desembolsable se va a convertir en un costo histórico.

b) Costo de oportunidad

En pocas palabras, el costo de oportunidad puede ser visto como el costo de la alternativa a la que se renuncia. Si quieres conocer más sobre el costo de oportunidad, entonces, te recomiendo entrar al siguiente enlace: Pulsa aquí

c) Costos virtuales

“Costos que impactan a la utilidad durante un periodo contable, pero que no implican una salida de efectivo. Ejemplo: Depreciación, pérdidas cambiarias” (Ramírez Padilla, David Noel, 2008, p.41).

Bibliografía

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook icon twitter

Aprende a ganar dinero desde casa

¡Comienza a ganar dólares por escuchar la música que te gusta!

Cerrar Conocer más
Sin título-1 [Recuperado]