Menú Cerrar

¿Qué es Mura en lean manufacturing?

Qué es mura en una empresa

Al igual que el muda (desperdicio) y el muri (sobrecarga), el mura (variabilidad) surge como un enemigo silencioso dentro de una empresa, el cual disfruta de camuflarse dentro de las operaciones diarias y disfruta de sabotear poco a poco la productividad.

Por lo cual, el día de hoy te voy a hablar de una de las 3 limitantes que acechan a las empresas desde las sombras. Así pues, al final del artículo sabrás qué es el mura, cuáles son sus principales causas y cómo reducirlo.

Espero que te sea de utilidad.

¿Qué es mura en una empresa?

La variabilidad, también conocida como Mura en la filosofía Lean (lean manufacturing) se refiere a la falta de uniformidad o consistencia en los procesos y resultados de una empresa, que se origina a partir de diversas fuentes de variación presentes en los elementos de entrada del proceso.

Estos elementos de entrada pueden incluir materiales, especificaciones, entrenamiento, habilidades, métodos y condiciones de la maquinaria utilizada en los procesos. Cuando estos elementos no son uniformes o estandarizados, se generan variaciones en los procesos, lo que a su vez resulta en productos o servicios no uniformes, es decir, muestran variabilidad.

En pocas palabras, el mura se refiere a la falta de uniformidad o inconsistencia en las salidas (productos) generada por la variación existente en los diferentes elementos de entrada.

Significado de mura o variabilidad en una empresa

Ejemplo de mura aplicado a un negocio

Imagina que tienes una pastelería llamada «La Deliciosa». Todos los días, tus clientes esperan encontrar en tu tienda los mismos productos de alta calidad que los han cautivado. Sin embargo, un día, uno de tus clientes se queja. El ciente te indica que el sabor a veces es bueno y a veces es malo. Te indica que ha bajado la calidad de la pastelería.

En esencia, la pastelería experimenta una variabilidad (mura).

Esta variabilidad puede surgir de diversas fuentes. Por ejemplo, los ingredientes que utilizas pueden tener diferencias en su calidad, lo que lleva a resultados inconsistentes. Además, tus empleados pueden tener diferentes niveles de entrenamiento y habilidades, lo que se refleja en la preparación y presentación de los productos.

La variabilidad también puede provenir de la maquinaria que utilizas. Si tus hornos no están en óptimas condiciones o funcionan de manera inconsistente, tus productos pueden salir quemados o mal cocidos. Incluso las condiciones ambientales, como la temperatura y la humedad, pueden generar variabilidad en tus productos finales.

Esta variabilidad en tus productos puede tener consecuencias negativas para tu negocio. Tus clientes podrían perder la confianza en tu marca y optar por comprar en otra pastelería más consistente. Además, tendrías que gastar tiempo y recursos adicionales para corregir los errores y satisfacer las demandas de los clientes insatisfechos.

Consecuencias del mura

El mura o variabilidad en una empresa puede tener varias consecuencias negativas que afectan tanto la productividad, como la satisfacción del cliente. A continuación, se enumeran algunas de las principales consecuencias del mura:

Consecuencias del mura en una empresa

1. Productos o servicios inconsistentes

La variabilidad en las entradas puede generar productos o servicios que no cumplen con los estándares de calidad esperados. Esto significa que los resultados pueden variar en términos de características, funcionalidad, durabilidad, entre otros.

Los clientes pueden recibir productos defectuosos o servicios que no cumplen con sus expectativas, lo que afecta la satisfacción y la confianza en la empresa.

2. Retrasos en la entrega

Cuando los procesos no son uniformes y están sujetos a interrupciones o problemas inesperados, se vuelven menos predecibles y más propensos a demoras en la finalización de los productos o servicios. La variabilidad en los procesos puede manifestarse de diversas formas.

Por ejemplo, puede haber fluctuaciones en los tiempos de producción debido a la falta de uniformidad en la ejecución de tareas, lo que dificulta estimar con precisión cuánto tiempo llevará completar un pedido específico.

3. Retrabajo y desperdicio

La variabilidad puede generar productos o servicios no conformes a los estándares establecidos. Como resultado, es necesario realizar retrabajos o correcciones para satisfacer los requisitos de calidad.

El retrabajo consume tiempo y recursos adicionales que podrían haberse utilizado en actividades más productivas. Además, la variabilidad puede generar desperdicio de materiales, tiempo y energía, lo que reduce aún más la eficiencia y la productividad.

4. Aumento de los costos

La variabilidad en las entradas puede generar un aumento en los costos de operación. Por ejemplo, si los productos son inconsistentes, puede ser necesario destinar recursos adicionales para corregir defectos o retrabajarlos.

El aumento de los costos es otra consecuencia del mura o variabilidad en una empresa. Cuando hay variabilidad en las entradas de los procesos, se generan productos o servicios inconsistentes.

Cuando los productos no son consistentes, se generan problemas que requieren acciones correctivas. Estos problemas pueden incluir defectos en los productos, errores en las especificaciones o incumplimiento de los estándares de calidad. Para resolver estos problemas, la empresa necesita destinar recursos adicionales, como tiempo, mano de obra y materiales, para corregir los defectos o reprocesar los productos no conformes.

El retrabajo o la corrección de los productos inconsistentes implica un costo adicional para la empresa. Se necesitan recursos adicionales para reparar o ajustar los productos y asegurarse de que cumplan con los requisitos de calidad.

5. Falta de confiabilidad y reputación

La inconsistencia en la entrega de productos o servicios afecta la confiabilidad de la empresa. Los clientes desean contar con productos consistentes y servicios confiables. Cuando no reciben lo que esperaban, pueden perder la confianza en la empresa. Esto puede dañar la reputación de la empresa y dificultar la retención de clientes y la adquisición de nuevos.

Beneficios de reducir el mura en una empresa

Minimizar la mura en los procesos operativos produce una serie de resultados transformadores que allanan el camino hacia la excelencia operativa y el éxito de la organización. Veamos algunas de las principales ventajas:

1. Incremento en la calidad

Al reducir la variabilidad, se mejora la calidad de los productos o servicios ofrecidos. Los procesos más uniformes y controlados permiten una mayor consistencia en la entrega, cumpliendo con los estándares de calidad establecidos. Esto se traduce en una disminución de los defectos, errores o problemas en los productos o servicios.

2. Mayor satisfacción del cliente

Al reducir la variabilidad y entregar productos o servicios consistentes en calidad y tiempo, se mejora la satisfacción del cliente. Los clientes valoran la confiabilidad y la consistencia en sus interacciones con una empresa. Al cumplir consistentemente con sus expectativas, la empresa puede generar lealtad y obtener referencias positivas, lo que a su vez impulsa el crecimiento y el éxito a largo plazo.

3. Reducción de los costos

Reducir la variabilidad o mura dentro de una empresa implica minimizar las fluctuaciones e inconsistencias en los productos. Al lograr esto, se obtienen varios beneficios, y uno de ellos es la reducción de los costos.

Cuando hay menos variabilidad en la empresa, se necesita menos retrabajo, es decir, se cometen menos errores o se producen menos productos defectuosos que requieren ser corregidos o reparados. Esto implica que se desperdicia menos tiempo, esfuerzo y recursos en corregir los errores, lo cual se traduce en una disminución de los costos asociados al retrabajo.

Además, al reducir la variabilidad, se minimiza también el desperdicio. Menos variabilidad implica una mayor eficiencia en los procesos, lo que reduce la cantidad de materiales, insumos o recursos que se desperdician durante la producción. Esto se traduce en una disminución de los costos relacionados con el desperdicio de recursos.

¿Cómo detectar el mura en una empresa?

Detectar el mura o variabilidad en una empresa es fundamental para abordar los problemas y buscar mejoras. Aquí te presento algunas formas de identificar el mura:

  1. Análisis de datos: Examina los datos y las métricas relacionadas con los procesos y los resultados de la empresa. Busca patrones de variabilidad en la calidad del producto, el tiempo de entrega, las quejas de los clientes, entre otros. Si encuentras fluctuaciones significativas o inconsistencias en estos indicadores, es probable que exista variabilidad en los procesos.
  2. Observación directa: Realiza una observación directa de los procesos y actividades en la empresa. Presta atención a cualquier señal de falta de uniformidad o variabilidad en las entradas, los métodos de trabajo, el rendimiento del personal, los equipos utilizados y las condiciones de trabajo. Observa cómo se llevan a cabo las tareas y si hay interrupciones, errores o retrabajo frecuente.
  3. Retroalimentación de los empleados: Consulta a los empleados que están directamente involucrados en los procesos y solicita su opinión sobre la existencia de variabilidad. Pueden proporcionar información valiosa sobre posibles fuentes de variabilidad, como falta de capacitación adecuada, materiales defectuosos o instrucciones poco claras.
  4. Entrevistas con clientes: Comunícate con los clientes y obtén su retroalimentación sobre la calidad y consistencia de los productos o servicios recibidos. Pregunta sobre su experiencia y si han notado alguna variabilidad en los productos o en la forma en que se les brinda el servicio. Las quejas o comentarios negativos pueden indicar la presencia de mura en la empresa.

¿Cómo reducir el mura?

A continuación, te voy a proporcionar algunas formas sencillas que puedes implementar para poder reducir la variabilidad o mura en una empresa:

  1. Estandarización de procesos: La estandarización busca eliminar la ambigüedad y la interpretación subjetiva al definir cómo se deben realizar las tareas y qué resultados se deben obtener. Al documentar estos estándares, se crea un punto de referencia y una guía para los empleados, lo que facilita la ejecución consistente y reduce la variabilidad en los resultados.
  2. Gestión de la cadena de suministro: Establece relaciones sólidas con proveedores confiables y trabaja en estrecha colaboración con ellos para garantizar la consistencia y la calidad de los materiales y componentes.
  3. Capacitación y desarrollo del personal: Proporciona capacitación adecuada a los empleados para mejorar sus habilidades y conocimientos. Asegúrate de que estén al tanto de los estándares y procedimientos establecidos. Fomenta una cultura de aprendizaje continuo y brinda oportunidades para el desarrollo profesional, lo que ayudará a mejorar la consistencia y la competencia en el desempeño de sus tareas.
  4. Uso de tecnología y automatización: Implementa sistemas y herramientas tecnológicas que puedan mejorar la precisión y la eficiencia de los procesos. La automatización de tareas repetitivas y propensas a errores reduce la variabilidad y aumenta la consistencia en los resultados finales.

Diferencia entre muri y mura

En Lean manufacturing, los términos «muri» y «mura» se utilizan para describir dos tipos diferentes de problemas que afectan la productividad de una empresa.

En pocas palabras, la diferencia entre «mura» y «muri» es la siguiente:

  • «Mura» se refiere a la falta de uniformidad o consistencia en los procesos y resultados de una empresa debido a diversas fuentes de variación en los elementos de entrada del proceso.
  • «Muri» se refiere a la sobreexigencia o sobrecarga de trabajo impuesta a las personas, máquinas o procesos, lo que puede generar agotamiento y disminuir la productividad.

Diferencia entre mura y muda

En pocas palabras, la diferencia entre «muda» y «mura» es la siguiente:

  • «Muda» se refiere al desperdicio en los procesos de una empresa, es decir, todo aquello que no agrega valor ni proporciona beneficios. En una empresa se pueden encontrar 7 tipos de desperdicio, los cuales incluyen: Transporte, inventario (sobreinventario), movimiento (movimientos innecesarios), espera, sobreproducción, sobre procesos y defectos (productos defectuosos).
  • «Mura» nos habla sobre la variabilidad de las entradas, dando como resultado salidas diferentes.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ganar dinero desde casa

¿Sabías que puedes ganar dólares o euros con sólo responder unas encuestas en línea?

Cerrar Ir Ahora