Menú Cerrar

Tiempo Estándar

Si tienes un negocio y deseas medir la eficiencia y la productividad, tienes que establecer el tiempo estándar necesario para que las personas lleven a cabo un determinado proceso, y a partir de eso, establecer el volumen que cada persona va a poder llevar a cabo en un determinado tiempo. Eso es lo que vas a aprender en este artículo

¿Qué dirías si te digo que el tiempo estándar de un proceso es la base para que puedas llegar a medir la eficiencia y la productividad de tu negocio?

El tiempo estándar te sirve para muchas cosas, por ejemplo, para establecer el volumen de trabajo por operario (por empleado), o por ejemplo, para establecer un estimado de la capacidad de producción que tu empresa tiene para satisfacer la demanda.

Así pues, en este artículo tengo el objetivo de que aprendas un proceso sencillo para que puedas establecer el tiempo estándar de tu negocio.

¿Qué es el estudio de tiempos y movimientos?

En pocas palabras, el estudio de tiempos y movimientos consiste en el uso de técnicas para determinar el tiempo estándar que invierte un empleado en llevar a cabo un proceso determinado.

Tal vez te podría interesar

Comienza a ganar dólares contestando encuestas

¿Estás buscando una página con la que puedas ganar dinero? Bueno, te voy a recomendar una de las mejores páginas de encuestas. Por supuesto, paga y paga más que muchas otras páginas. !Comienza a ganar dinero desde tu casa!

¿Qué es el tiempo estándar?

Como puedes ver en la definición anterior, podemos ver al tiempo estándar como el tiempo en el que un empleado lleva a cabo una actividad.

Por ejemplo, medir el tiempo en el que un empleado hace una pizza. Sin embargo, ten en cuenta que puedes medir el tiempo de un proceso completo o de una actividad dada. Todo depende del objetivo que se tenga.

fuente: freepik.com

Procedimiento para la medición del trabajo (tiempo estándar)

1. Seleccionar la operación o proceso a evaluar

Sé que es obvio, pero, el primer paso consiste en seleccionar el proceso o la actividad que deseas medir. Por ejemplo, supongamos que quieres medir el tiempo en el que un trabajador estampa una playera.

2. Seleccionar a un trabajador calificado

Lo que tienes que hacer en este paso, como ya puede imaginarte, es seleccionar al trabajador que te va a servir como base para poder medir el tiempo en el que se lleva a cabo dicha actividad. Por lo tanto, tienes que seleccionar a un empleado que no sea ni el más rápido, ni el más lento. Es decir, vas a seleccionar a un empleado estándar.

Asimismo, puedes seleccionar a varios trabajadores que lleven a cabo la actividad con el objetivo de usar el tiempo promedio de todos los trabajadores que hicieron dicha actividad.

3. Registrar los datos relativos al proceso

Tienes que medir el tiempo (con un cronómetro) que tarda el empleado en llevar a cabo su actividad, registrando todo lo que observes. Por ejemplo, registrar elementos que no sean productivos en el proceso, cosas que se estén llevando a cabo mal, o inclusive registrar si ves que hay elementos que se puedan mejorar en el proceso.

Si vas a utilizar a varios trabajadores, tienes que medir el tiempo de todos e incluso, podrás descubrir elementos innecesarios que pueden llevar a cabo algunos trabajadores.

Tal vez te podría interesar

Descubre cómo ganar dinero leyendo

¿Es posible ganar dinero simplemente por leer noticias? ¿Cuál es la mejor aplicación para ganar dinero leyendo noticias? ¿Realmente paga? ≫ Si quieres conocer la respuesta a todas esas preguntas, entonces, pulsa el siguiente enlace y deja de perder dinero que podrías estar ganando.

Por ejemplo, supongamos que en alguna actividad el empleado tiene que ir por materias primas y el almacén está un poco retirado. Tal vez te puede parecer una exageración, pero…. ¿Qué pasaría si la distribución de la maquinaria, los materiales o del talento humano se modifica y ya no tiene que recorrer esa distancia? La respuesta es que la eficiencia y la productividad podría incrementarse. Todo por algo que parece tan simple y sin chiste.

4. Medir la cantidad de trabajo

En este paso vas a eliminar los elementos que no son necesarios y vas a medir de nuevo el tiempo en el cual el empleado lleva a cabo el proceso. Sin embargo, ese no es el tiempo estándar ya que hay que agregarle algo más.

Cabe aclarar que si vas a usar el tiempo promedio de los trabajadores (que es lo que recomiendo), vas a hacer el promedio de todos los tiempos que obtuviste. Por ejemplo, si mediste el tiempo de 5 trabajadores: uno hace la actividad en 5 minutos, uno en 4, uno en 5.5, uno en 7 y el último en 6 minutos. Por lo cual, el tiempo promedio es de 5.5 minutos. Ese es el tiempo al que le vas a agregar las concesiones personales del siguiente paso.

6. Definir el método adecuado de operación y determinar el tiempo estándar

En este paso tienes que establecer de manera clara el método que los empleados tienen que seguir para llevar a cabo dicho proceso, es decir, la forma en la que tienen que hacerlo (sin los elementos que ya has eliminado).

Ahora bien, para calcular el tiempo estándar, lo que tienes que hacer es sumarle al tiempo promedio que has calculado las llamadas concesiones personales.

Las concesiones personales son un porcentaje de tiempo extra para que el empleado pueda ir al baño, para que pueda tomar agua, o para que pueda tomar un pequeño descanso.

Usualmente se toma un 20% como concesiones personales. Por lo tanto, la fórmula quedaría como sigue:

fórmula para calcular el tiempo estándar

La t es el tiempo que has medido (promedio) y el 0.20 es el 20% de las concesiones personales.

No te preocupes, si no lo tienes muy claro, te pondré un ejemplo: Supongamos que en promedio, un empleado tarda 10 minutos en llevar a cabo el proceso. Para obtener el tiempo estándar vas a sacar el 20% de los 10 minutos (2 minutos) y hacer la suma (10 minutos más 2 minutos). Por lo tanto, el tiempo estándar es de 12 minutos.

7. Establecer la cuota o volumen por operario

Bueno, ya tienes el tiempo estándar en que un empleado lleva a cabo un proceso, ahora eres capaz de establecer la cantidad de productos que es capaz de elaborar en un día, en una semana o en un mes.

Por ejemplo, supongamos que ya tienes el tiempo estándar en que un empleado elabora una pieza (en este caso sería tu producto). Digamos que un empleado elabora 50 piezas por hora, y que su jornada es de 7 horas. Por lo tanto, un empleado tiene la capacidad de elaborar 350 piezas (estándar) en un día.

Teniendo ese dato, podrás ser capaz de medir la eficiencia y la productividad de un empleado, de un área, o de la empresa misma.

Algo muy importante que tienes que tener en cuenta es que el volumen (capacidad estándar) no es lo mismo que la capacidad real, es decir, lo que realmente se ha producido en un día, semana o mes. De hecho, podemos sacar la productividad y eficiencia a partir de dichos datos para conocer si en verdad una empresa está siendo productiva y eficiente. Por lo cual, tener esos datos es muy importante.

Espero que el artículo te sea de utilidad.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook icon twitter

Aprende a ganar dinero desde casa

¡Comienza a ganar dólares por escuchar la música que te gusta!

Cerrar Conocer más
Sin título-1 [Recuperado]