Menú Cerrar

Centralización y Descentralización

La centralización y descentralización en una empresa, básicamente nos habla sobre qué tanta autoridad se retiene por los altos directivos, o qué tanta se delega.

La centralización y descentralización, de hecho podemos encontrarlo como uno de los 14 principios de Fayol.  Henri Fayol (1841-1925) nos proporcionó las primeras bases para una gestión científica moderna. Sus primeros conceptos, también llamados principios, son algunos de los factores que le permiten a una empresa llevar una administración exitosa.  Sus 14 principios de gestión fueron publicados en el libro “General and Industrial Management” (1916).

“Es el proceso de retener el poder y la autoridad en forma sistemática en las manos de los altos directivos”

centralización y descentralización

Definición de descentralización

“Es el proceso de delegar poder y autoridad en forma sistemática a todos los niveles gerenciales de la organización” Por lo general, se refiere a la medida en que la dirección delega la autoridad hacia abajo, es decir, a las divisiones, sucursales o unidades organizativas de nivel inferior.

Asimismo, se puede decir que la descentralización es aquella en la que el poder de decisión y la autoridad se delegan lo más abajo posible en la cadena de mando.

Explicación

Por lo tanto, tanto la centralización, como la descentralización se refieren a una filosofía de organización y gestión que se centra en la concentración (centralización) o en la dispersión (descentralización) de la autoridad dentro de la estructura de una organización. Es importante conocer en dónde reside la autoridad dentro la estructura de una organización  para poder lograr mejoras en la efectividad organizacional.

Así pues, la cuestión es utilizar una filosofía en la cual se concentre la autoridad para la toma de decisiones en manos de un solo individuo o de un puñado de personas, o para forzarla a bajar la estructura de la organización a manos de un gran número de personas. ¿Qué es lo que escogerías?

Bueno, la realidad es que no hay una empresa que se encuentre centralizada o descentralizada por completo, pero, una empresa sí puede inclinarse más por alguno de los extremos. En consecuencia, lo mejor sería encontrar el mejor equilibrio que le permita a una organización ser eficiente y productiva.

Artículos relacionados

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.