Menú Cerrar

Fórmula sencilla para poner el precio a tu producto

En el artículo de hoy te voy a enseñar a una fórmula muy simple que te va a ayudar a ponerle el precio al producto que tú quieras. Espero que te sea de utilidad.

¿Qué tienes que considerar?

En primer lugar, tengo que decir que se pueden utilizar diferentes fórmulas o métodos para poner el precio a un producto, por lo cual, puedes investigar por internet el método que te sea más cómodo o que te sea de mayor utilidad.

Digo mayor utilidad debido a que poner el precio a un producto puede ser algo muy simple, pero, no debe de subestimarse. Esto es debido a que el precio puede ser utilizado como una estrategia de diferenciación que impulse tu empresa o puede jugar en tu contra.

Lo que quiero decirte es que yo puedo darte ahorita una fórmula para que pongas el precio de un producto, pero, hay muchos elementos que tienes que considerar para encontrar el precio ideal.

¿Qué es el precio?

Realmente considero que “precio” es un término al cual estamos muy habituados desde muy pequeños y no es para menos debido a que todo el tiempo estamos intercambiando dinero para obtener algo que deseamos.

Sin embargo, a continuación voy a dejarte la definición que nos otorga Kotler:

“Un precio es la cantidad de dinero que se cobra por un producto o servicio. En términos más amplios, un precio es la suma de los valores que los consumidores dan a cambio de los beneficios de tener o usar el producto o servicio” (Kotler, Philip, 2017, p.300).

Fórmula sencilla para poner el precio a tu producto
Fuente: freepik.com

¿Es importante poner el precio correcto?

Ya mencioné que el precio puede ser utilizado como una estrategia que permita impulsar las ventas de una empresa, sin embargo, dejando un poco de lado eso, voy a hablarte de algo que es más sencillo de ver.

Me ha tocado ver pequeños negocios en donde los precios son fijados únicamente por la experiencia o incluso por la competencia. Eso realmente no está del todo mal, pero, he visto pequeños negocios que literalmente no ganan nada (o pierden) en algunos productos.

¿Por qué? Bueno, se puede deber a los costos fijos y variables que tiene el negocio. Por ejemplo, tal vez la competencia no paga renta o tal vez compra a mayor volumen y reduce costos. Realmente pueden ser muchos factores que pueden hacer la diferencia y es por eso que tienes que identificar todos tus costos fijos y variables (totales y unitarios).

De tal forma que si no tomas en cuenta todos tus costos, puede ser que no estés ganando lo que piensas que estás ganando.

¿Cómo calcular el precio de un producto?

Para poder calcular el precio de un producto de manera muy sencilla puedes utilizar la siguiente fórmula:

Fórmula para calcular el precio

¿Cómo calcular el costo variable unitario y el costo fijo unitario?

Realmente es muy simple, ya que lo único que tienes que hacer es dividir el costo fijo o variable total entre el número de unidades.

Por ejemplo, supongamos que tienes un costo fijo total de $10,000 pesos, y supongamos que has elaborado 1000 productos. Para obtener el costo fijo unitario, es decir, el costo fijo por producto, lo que tienes que hacer es dividir el costo fijo total entre el número de productos.

De tal forma que tu costo fijo unitario es de $10 pesos. Por cierto, el costo variable unitario se hace exactamente igual. Por ejemplo si costos variables son de 15,000 y las unidades son las mismas 1000, entonces, el costo variable unitario es de $15 pesos.

¿Cómo calcular el costo unitario de un producto?

Para calcular el costo unitario de un producto, tienes que sumar el costo fijo unitario y el costo variable unitario.

Siguiendo el ejemplo anterior, lo que se tendría que hacer es sumar los $10 pesos más los $15 pesos. De tal forma que el costo unitario del producto es de $25 pesos.

Por lo cual, tú no puedes vender tu producto a menos de $25 pesos. Por supuesto, ten en cuenta que si el número de unidades (productos) suben, entonces, el costo fijo va a disminuir. Esto te puede permitir jugar con el precio, permitiéndote dar mejores precios a algunos clientes. De hecho, por eso hay lugares que manejan precios de mayoreo.

Utilidad deseada

Supongo que ya lo dice todo el nombre, pero, te lo voy a explicar un poco más. En esa parte de la fórmula tienes que establecer el porcentaje de utilidad (ganancia) que deseas obtener al vender el producto.

Por supuesto, este elemento es una parte muy delicada porque va a depender mucho de lo que el cliente (consumidor) esté dispuesto a pagar por un producto. Tal vez en algunos productos puedas ganar un 50% y en otros un 10%. De hecho, aquí sí podrías consultar los precios de la competencia y escoger un porcentaje de utilidad que te permita competir.

Ejemplo de fijación del precio

Supongamos que un producto tiene un costo unitario de $78 pesos y deseas obtener un 22% de utilidad. El precio de dicho producto debería de ser de: $100 pesos.

ejemplo del cálculo del precio de un producto

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

facebook icon twitter

Aprende a ganar dinero desde casa

¡Comienza a ganar dólares por escuchar la música que te gusta!

Cerrar Conocer más
Sin título-1 [Recuperado]